UCEL

03 Mayo 2019 En Noticias


14 de Mayo

Introducción

La charla se realiza con la finalidad de presentar la posibilidad de realizar un doctorado en CONICET o en CIC Buenos Aires en las temáticas de ciencias aplicadas a agro-alimentos. Para este fin, UCEL propone presentar alumnos a punto de recibirse o profesionales recibidos en los últimos dos años en la Facultad de Química para recibir una beca y poder realizar sus estudios totalmente costeados por alguna de estas dos agencias.

Día y Horario

Martes18.30 hrs

Carga Horaria y Duración

Dos horas

Requisitos

Estar en quinto año de alguna de las carreras de la facultad de química o haber terminado de cursar, inclusive alumnos recibidos en los últimos dos años.

ACTIVIDAD NO ARANCELADA- INSCRIPCIÓN ONLINE

 
30 Abril 2019 En Noticias
Celebramos el Día del Trabajador Internacional el primero de mayo, en recuerdo de lo ocurrido en la ciudad de Chicago en mayo de 1886: días de grandes manifestaciones obreras en reclamo de leyes dignas para el trabajador, entre la cuales se levantaba la demanda de 8 horas de trabajo.

En aquel entonces la jornada laboral era de 12 o 16 horas y se podía extender legalmente hasta 18 horas. El lema obrero era “ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa”. El 1 de mayo comenzó la huelga en apoyo a una jornada laboral de 8 horas, y que fue duramente reprimida durante varios días.

En este escenario de lucha hemos de recordar a Samuel Fielden, quien conociera el rigor del trabajo desde pequeño trabajando en los telares, quien estudiara teología y fuera ordenado pastor metodista y se desempeñara como Superintendente de las Escuelas Bíblicas Dominicales en Inglaterra hasta que emigrara a Estados Unidos en el año 1871.

Fielden, de 39 años, se declara socialista y miembro de la asociación internacional de los trabajadores. Junto a algunos inmigrantes alemanes y otros norteamericanos es condenado a muerte por las demandas sociales que todos ellos encarnaron. Solamente algunos y entre ellos Samuel fueron indultados y condenados a cadena perpetua.

Con los mártires de Chicago recordamos estas luchas y estas reivindicaciones cuyo pago fue la muerte y cárcel, aunque la prensa va a decir de ellos: “¡A la horca los brutos asesinos, rufianes rojos comunistas, monstruos sanguinarios, fabricantes de bombas, gentuza que no son otra cosa que el rezago de Europa…”

El accionar comprometido de este pastor deja traslucir parte importante de la herencia wesleyana que llamamos la Santidad Social.“El evangelio de Cristo no conoce otra religión que la social ni otra santidad que la social. Este mandamiento tenemos de Cristo, que el que ama a Dios, ame también a su hermano.”

Es a partir de esta práctica de fe, que el cristiano metodista se va a comprometer con acciones que apuntan a transformar la sociedad. Nuestra santidad social se brinda en el amor al prójimo, atendiendo a que en el evangelio de Jesucristo no hay espacio para una religión solitaria o santidad individualista. La experiencia del “corazón ardiente” –que recordamos el 24 de mayo– impulsó a Wesley y nos impulsa a nosotros a vivir la fe ardientemente y con esta santidad social.

En las mismas palabras de Samuel Fielden –en su alegato contra la pena de muerte que le habían impuesto– descubrimos la profundidad de esta mirada y práctica de lo que es la Santidad Social:

“Yo amo a mis hermanos los trabajadores como a mí mismo. Yo odio la tiranía, la maldad y la injusticia. El siglo XIX comete el crimen de ahorcar a sus mejores amigos.

Hoy el sol brilla para la humanidad; pero, puesto que para nosotros no puede iluminar más dichosos días, me considero feliz al morir, sobre todo si mi muerte puede adelantar un solo minuto la llegada del venturoso día en que aquel alumbre mejor para los trabajadores.

Yo creo en que llegará un tiempo en que, sobre las ruinas de la corrupción, se levantará la venturosa mañana del mundo emancipado libre de todas las maldades, de todos los monstruosos anacronismos de nuestra época y de nuestras caducas instituciones…»


Estamos llamados a ser una iglesia encarnada, preocupada por las necesidades de nuestro tiempo. La encarnación supera el plano de lo discursivo: implica un posicionamiento valiente y honesto frente a los nuevos problemas que padecemos en nuestra sociedad.

Por ello es que “Afirmamos… que debemos ejercer una crítica activa, oponiéndonos constructivamente a todo sistema que esté basado en el egoísmo, la hipocresía, la represión, la injusticia y la violencia institucionalizada.” (De los principios sociales de la IEMA).

Pastor Américo Jara Reyes
Obispo

26 Abril 2019 En Noticias

4 de Mayo

Introdución

La Licenciada Jesica Sabella nos ofrecerá un recorrido por los aspectos generales y fundamentales de la Cultura China.

Día y horario

Sábado 04/05 de 10:00 a 12:30 horas

Carga Horaria y Duración

1 día
2:30 horas

Fundamentos y Objetivos

El fundamento de esta actividad es poder acercarnos e introducirnos a una cultura ancestral y conocer sus aspectos fundamentales.

Plan de Estudios

INTRODUCCIÓN A LA CULTURA CHINA
CULTURA CHINA: China Tradicional – Pantallazo sobre historia, filosofía – Festividades – Costumbres y hábitos – Religión – Música – Teatro – Vestimenta y accesorios – Medicina – Artes, artesanías e inventos – Artes marciales – Cocina y Lugares destacados.
CALIGRAFÍA: Historia y tradición de la caligrafía – Normas y Técnicas – Práctica de manejo básico del pincel
CEREMONIAL DEL TÉ: Tipos de té – Origines – Propiedades – Preparación del té – Ceremonia del té en China y otros países – Práctica y degustación

Docente

Prof: Lic. Jesica Sabella (Dipl. En Medicina Tradicional China)

Aranceles

$300


Inscripción Online




 

INFORMACIÓN SOBRE EL TALLER

Espacio Cultural
Av. Pellegrini 1332.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  - Telefono: (0341) 449-9292 int. 171

Contactar

17 Abril 2019 En Noticias


 
Carta Pastoral Semana Santa

El Evangelio de Lucas en su capítulo 24, del 13 en adelante, nos relata una de las más bellas historias de Pascua. Narra el alejamiento de dos discípulos desilusionados de la ciudad de Jerusalén, y decepcionados de la compañía de los seguidores de Jesús. Se alejan del lugar en el cual tuvo lugar una profunda decepción y se alejan de los otros desilusionados.

Caminan  como fracasados: todas sus expectativas se han caído con la muerte de Jesús. Ya no tiene sentido permanecer en Jerusalén. Todo se ha acabado. Habían creído encontrar el sentido de su vida en la persona a la que seguían, pero su muerte los sumergió en el sinsentido y el vacío. Sus esperanzas políticas y mesiánicas se esfumaron y por ello caminan tristes y abatidos en busca de la pobre seguridad de su hogar. No vale la pena la comunión con los dispersos y desesperanzados.

Emaús se nos ofrece como paradigma de encuentro con el Resucitado. Agustín en uno  de sus sermones lo define con gran claridad:

“Habían perdido la fe y la esperanza. Muertos ellos, caminaban con el vivo; los muertos caminaban con la vida misma. La vida caminaba con ellos, pero en sus corazones aún no residía la vida. Y tú, si quieres la vida, haz lo que ellos hicieron para reconocer al Señor. Lo recibieron como huésped. El Señor tenía el aspecto de un viajero que iba lejos, pero lo retuvieron… Retén al forastero si quieres reconocer al Salvador. Lo que la duda había hecho perder, lo devuelve la hospitalidad. El Señor ha manifestado su presencia al partir el pan.”

Mira, todos somos peregrinos de Emaús,
somos todos los hombres que luchan en la oscuridad de la noche,
llenos de dudas después de los días malos.
Nosotros también somos los de los corazones cobardes.
Ven sobre nuestro camino, abrásanos el corazón a nosotros también.
Entra con nosotros a sentarte junto a nuestro fuego…
Y que exultando de alegría triunfal, a nuestra vez,
nos levantemos para saltar y revelar.  

Abbe Pierre


Aquí salta el gran mensaje de consuelo en esta historia: “Y entró a quedarse con ellos”. Según Lucas aquí radica  el sentido de la resurrección: el Resucitado camina a nuestro lado en nuestro peregrinar, y donde hagamos un alto en el camino, comerá con nosotros. Y nuestros ojos se abrirán para reconocerle como compañero del camino. Sus palabras y gestos despertarán en nosotros la esperanza perdida.  Esperanza que se nos cae tantas veces, como tan bien lo describe Eduardo Galeano:

 

“Soy un hombre de esperanzas, pero a partir de mucha desesperanza; y la esperanza y desesperanza se me cae y levanta varias veces al día. Si uno está vivo, nace y muere varias veces al día. Y en todo caso, creo que merece la pena estar vivo y que el mundo puede cambiar”.

 

En torno a la mesa y el pan compartido, es que los ojos se abrirán a la verdadera realidad liberadora y a nuevos horizontes esperanzadores. El resucitado va a hacer arder nuestra fe en la hermandad y la comunión que se forja alrededor de un pan roto y compartido. Oramos para que los cuerpos rotos, desharrapados y marginados esparcidos por los caminos de nuestra historia abran nuestra vida, nos quemen y conmuevan, movilizándonos a ser una iglesia que hospeda, solidaria, sororal y fraterna, igual a nuestro Señor Resucitado, que se queda cuando la noche llega:

 

Quédate con nosotros, Señor de la esperanza,
el mundo que tú amas hoy lucha por vivir.
Y aunque a veces dudamos de tu presencia en casa,
no dejes que la noche nos sorprenda sin ti.

Y porque ya anochece, quédate con nosotros,
no dejes que la noche nos sorprenda sin ti. 

(C. Vaneziale./ J.C. Maddío)


Que en este tiempo de Pascua de Resurrección, nuestros ojos sean abiertos y pasemos del desencanto al entusiasmo, a la alegría del triunfo del amor de Jesús, sobre todo proyecto de muerte e inhumanidad. ¡El Señor resucitó! ¡Verdaderamente ha resucitado!

Abrazo fraterno/sororal.

Pastor Américo Jara Reyes
Obispo
Está aquí: Home Noticias