fbpx

"...Cuando leo el catecismo del Concilio de Trento me parece que no tengo nada en común con la religión que allí se expone. Cuando leo el Nuevo Testamento, los místicos, la liturgia, cuando veo celebrar la misa, siento con una especia de certeza que esa fe es mía, o más exactamente que sería mía sin la distancia que entre ella y yo establece mi propia imperfección. Esto crea una dolora situación espiritual. Quisiera tornarla no menos dolorosa sino más clara. Cualquier dolor es aceptable en la claridad.
"Quiero enumerar cientos pensamientos que habitan en mí desde años -al menos algunos- y que constituyen un obstáculo entre la Iglesia y yo... Le pido una respuesta definida -sin fórmulas tales como `creo yo`, etc.- sobre la compatibilidad de cada una de esas opiniones con el hecho de pertenecer a la Iglesia. Si hay incompatibilidad quisiera que me diga claramente: rehusaría el bautismo (o la absolución) a quien las opiniones contenidas en las rubricas número tal o cual. No le pido una respuesta rápida. No hay urgencia. Sólo le pido una respuesta categórica."
En los párrafos precedentes de Simone Weil está condensado el motivo y la naturaleza de esta Carta a un religioso, que no por ser breve es menos significativa del pensamiento y el sentimiento del singular espíritu que en nuestros días concita el interés de los lectores cultos en todos los idiomas en que han sudo vertidas La gravedad y ka gracia, Raíces del existir y Espera de Dios.

U15103

Enlace OPAC

El propósito de este libro no es provocar argumentos ni presentar discusiones académicas, sino poner al alcance de cualquier lector un breve resumen de sus enseñanzas según las investigaciones de los mejores autores. La necesidad de tal estudio surgió en primer lugar al comunicarme un miembro de mi congregación que nunca había escuchado un sermón basado en el Apocalipsis, y aunque había leído toda la Biblia tenía miedo pensar mucho en el "último libro" porque lo asustaba con su lenguaje y presentaciones dramáticas. Otra de las causas fue la confesión de un Ministro que me dijo que nunca había predicado un sermón sobre el Apocalipsis.

U15100

Enlace OPAC

Búsqueda