fbpx
Jueves, 28 Mayo 2020 15:49

Reflexión por el Día de la Educación Metodista en Argentina

¡Dame tu mano que juntos veremos el mundo!

Colegio Norteamericano

Colegio Norte Americano (principios del siglo XX)

El 28 de mayo se celebra el Día de la Educación Metodista en Argentina en recuerdo de la fundación de lo que hoy se llama Centro Educativo Latinoamericano de la ciudad de Rosario (1875), por las misioneras estadounidenses Louise Denning y Jennie Chapin, convocadas por el pastor metodista Thomas Wood.

Desde su origen en Inglaterra en el siglo XVIII, el metodismo consideró clave a la educación, y es una de las características más sobresalientes de esta Iglesia Evangélica Metodista, tanto a nivel mundial como latinoamericano, su marcado interés por la educación.

Cierta vez Wesley, fundador del metodismo, tuvo que predicar sobre el siguiente texto bíblico:

“Cuando partió de allí, se encontró con Jonadab hijo de Recab. Después que lo hubo saludado, le dijo:

    --¿Es tan recto tu corazón como el mío lo es con el tuyo?

    --Lo es --respondió Jonadab.

    --Puesto que lo es, dame la mano.

Jonadab le dio la mano. Luego lo hizo subir consigo en el carro” (II Reyes 10:15)

Dice Wesley en aquel sermón sobre este texto: "Pues que lo es, dame la mano." No quiero decir con esto: "Acepta mis opiniones." No es necesario. No lo espero ni lo deseo. Tampoco quiero decir: "Acepto tus opiniones." No lo puedo hacer. No depende de mí. Más fácil me sería dejar de oír. Sigue firme en tus opiniones, que yo seguiré firme en las mías. No hay necesidad de que procures persuadirme a que acepte tu modo de pensar. No deseo discutir, oír, ni decir una sola palabra sobre estos puntos. Dejemos todas estas opiniones a un lado. Sólo te pido que me des la mano.[1] 

Teniendo en cuenta que Jonadab hijo de Recab, fue el antepasado de los recabitas, grupo que consideraba contrarias a la voluntad de Dios las prácticas propias de la vida sedentaria, tales como vivir en ciudades y cultivar la tierra (Véase Jer 35.2), Wesley nos muestra un ejemplo de  amplitud y de pluralismo, del cual también deben estar imbuidas nuestras instituciones en general y cuánto más las educativas, en las que constantemente nos movemos con personas que vienen de distintos sectores ideológicos, sociales y culturales de nuestra sociedad. Todos ellos nos enriquecen y a todos ellos intentaremos enriquecer, ayudándolos a hacer una lectura crítica de la realidad y a asumir el compromiso de transformarla.

Ahora bien, nos podemos preguntar cómo y desde dónde realizar esta lectura crítica de la realidad en nuestras escuelas metodistas;  será el teólogo y educador Ely Eser Barreto Cesar quien nos señala:

“La primera lección para todo profesor es estudiar los engranajes sociales, económicos y políticos de este mundo global. Es en esa sociedad donde viven nuestros alumnos […] pues no es posible la construcción de una pedagogía fuera de este contexto global en el cual vivimos. No hay más lugar para idealismos desconectados de la realidad”[2] 

Por un lado esta mirada crítica será indispensable, pero por otro lado y con la misma importancia todos los que trabajen en una institución educativa metodista, sean o no metodistas, incluso sean o no cristianos, para estar en sintonía con ese espíritu de Wesley, que es también el de Jesús de Nazaret, no pueden prescindir del amor al Otro. Ese Otro, u Otra, que se presenta diferente y que nos desafía desde esa diferencia, en nuestras prácticas pedagógicas, a reformularnos todo el tiempo. Vuelve a decirnos Barreto Cesar que:

“Formar parte de una escuela relacionada con la tradición wesleyana es hacer del amor el fundamento de cualquier acción. Como hemos visto ese amor precisa aprender a abrir los ojos para identificar las fuerzas en lucha en esta sociedad. El amor wesleyano precisa mirar críticamente la sociedad. El amor wesleyano precisa organizar estas acciones en un proyecto colectivo consensual para que este amor alcance la máxima eficacia para la felicidad humana.”[3]

Por todo esto, estas dos características, la de fomentar una mirada crítica del momento histórico que nos toca vivir, y la del amor que acepta al Otro, u Otra, en su diferencia de nosotros, que solo le dice: “si tu corazón es honesto como el mío, dame tu mano”, son características que no pueden faltar en ninguna institución educativa metodista porque surgen del ejemplo que nos legó Wesley, que a su vez encontró en su lectura de las prácticas de Jesús de Nazaret que vino para que todos y todas, tengamos vida y una vida que valga la pena ser vivida!

Capellán Pablo Bordenave

Colegio Ward

Dirección de Correo Electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

[1] Sermón XXXIX. El genio del catolicismo. La palabra catolicismo se utiliza en este sermón para significar el cristianismo universal

[2] Ely Eser barreto Cesar. Alternativa para la educación wesleyana en tempos de mercado total. Texto inédito. Ponencia en el II Foro Internacional de Educación Metodista en América Latina, en Cochabamba, Bolivia, 2016.

 [3]Ibid.

Visto 76 veces

Sede Rosario

Av. Pellegrini 1332

Tel:(341) 449-9292

info@ucel.edu.ar 

Casilda (Ext. Aúlica)

San Lorenzo 2091

Tel:(03464) 425-426/(03463)15586282

sedecasilda@ucel.edu.ar 

Sede Venado Tuerto

Santa Fe 1859

Tel:(03462) 461-123

venadotuerto@ucel.edu.ar 

Villa Constitución (Ext. Aúlica)

 Juan Manuel de Rosas 690 

Tel.:(03400) 474-239

info@ucel.edu.ar   

Marcos Juárez (Ext. Aúlica)

Avellaneda y Tucumán 2580

Tel.(03472) 455-400

centrouniversitario@coyspu.com.ar 

Conectate con Nosotros

Estamos en las Redes Sociales. Seguinos y ponete en contacto con nosotros. 

Búsqueda